domingo, 21 de julio de 2013

DESPERTANDO DE UNA NOCHE DE VERANO

Otra vez lunes. Menos mal que en este caso ya parece que empiezo a escapar del tedioso doble letargo al que me arrastraron las vacaciones en España y la descompensación horaria...la disritmia circadiana...el síndrome de los husos horarios, vamos, lo que se conoce en Cuenca y alrededores como jet lag. De lo segundo uno se recupera en un par de par de días. Pero lo primero, eso maldito primero, queda marcado a fuego como una impronta de arena y sal, de recuerdos de anhelada familia, de reencuentros que se antojan irrepetibles.  


Uno de esos borrosos recuerdos comienza con una Alhambra bien fresca en el chiringuito de un pueblecito de Almería llamado San Miguel. Enclave de lujo para contemplar un pausado atardecer de julio. Pocos sitios quedan en España tan respetados como el parque nacional de Cabo de Gata, donde todavía se puede ir a la playa sin que seis arrobas de cemento te estropeen la vista y el día para que un cruel y gordo constructor pueda desayunar otra vez huevos de cóndor con bacon.




Porque Cabo de Gata está repleto de rincones y calas donde disfrutar de la costa de verdad. Cierto es que no se pueden esperar vergeles ni grandes zonas boscosas por aquí, pero señores, es que estamos en la tierra donde se han grabado decenas de películas del oeste. Y claro, habría quedado raruno un vaquero cabalgando raudo con su jamelgo por en medio de una frondosa selva.

Uno de esos lugares especiales es la Playa de los Muertos, una cala de difícil acceso (unos veinte minutos a pie con duras cuestas) donde decidimos pasar un día playero, y que nos serviría como improvisado campamento para pasar esa misma noche al abrigo de un mísero toldo que regateamos suciamente en un bazar chino. Esta vez nos olvidaríamos de hoteles. Durante el día disfrutamos de un tiempo perfecto y de un lugar idílico con playa de pequeñas piedras y aguas cristalinas. Poco más hicimos que el resto de los que allí estaban; cartas, palas, baños, cervezas y perrear tumbados en las toallas hablando de absolutamente nada.






Faro del Cabo de Gata

Playa de los Muertos

La noche ya sería otra historia bien distinta. Fuimos los únicos que nos quedamos a pernoctar, lo que hacía aquello mas especial si cabía. Montamos nuestro maltrecho techo intentando intuir el sol de la siguiente mañana y preparamos algo para comer y beber mientras la noche ya se nos echaba encima. 

Aquello era una noche de verano de las de manual.

De repente, empezaron a oírse algunos truenos, y pequeños relámpagos asomaban tras la sierra de Mojácar. Poca cosa. Que se convirtió pronto en mucha cosa con una enorme tormenta eléctrica. Espectáculo improvisado que contemplamos sentados en fila hacia las montañas, donde cientos de rayos caían a unos kilómetros de distancia, amenazando con acercarse donde nosotros estábamos, atónitos y con la única defensa de un toldo chino y cinco pares de chanclas. No pareció mejorar el asunto cuando vimos como un rayo comenzaba un incendio que no tardó en extenderse hasta dar miedo, por lo que tuvimos que llamar a emergencias para que tuvieran constancia. Sorprendentemente, la tormenta nos pasó rozando y apenas nos cayeron cuatro gotas, por lo que la anécdota quedó en una increíble noche con fuegos artificiales-naturales y un amanecer junto al mar absolutamente impagable.


¡Pasen buena semana!

36 comentarios:

  1. Vaya noche épica, rayos y truenos!! nunca mejor dicho. Al menos con la buena compañía de los colegas y la suerte de por medio, ahh, y ese toldo chino protector :)

    Que sea leve compañero. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese toldo chino hizo un mundo con el solaco que hacía cada día en la playa! Muchas gracias!

      abrazos!

      Eliminar
  2. Mentira, en Cuenca no se dice jet lag, mi padre dice: el cuento ese que tenéis los jóvenes ahora para quejaros, que luego estais todo el finde de fiesta sin dormir y no os quejais igual.

    Y lo de la tormenta, me habría gustado verlo!!!

    Un besico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja buen elemento tu padre! :)

      arreglao lo de los comentarios!

      Eliminar
  3. Envidia total me da a mi esta entrada.
    ¿¡Habéis regateado en un chino!? eso merece una entrada aparte. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el último que les quedaba, el de exposición, y aún así se resistían a bajarle el precio jeje Pero claudicaron!!

      Eliminar
  4. Como siempre que mal te lo montas...... ahora trabaja un poco :P

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  5. Una perfecta definición de verano :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Bienvenido de vuelta, Chiqui!

    Menuda envidia de la sana que das a los que este verano no nos podemos escapar del trabajo... Cabo de Gata es precisamente uno de los lugares que tengo marcados desde hace años pero por unas cosas y otras pues nunca he ido... ¡Ya caerá, ya!

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tadaima Dani! Te puedes pasar una semana entre playa y playa, y pueblecito y pueblecito y no te los terminas. Es uno de esos sitios en los que uno aún siente que no nos hemos cargado toda la costa española.

      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  7. Que habría pasado en el caso de que os hubiera pillado la tormenta de lleno en vuestro enclave? Habríais honrado el macabro nombre de la playa?
    Jejeje. Una cerveza te espera en nuestro particular "Badabing"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo que nos pusimos en rato debajo de unas piedras, que en caso de tormenta fuerte no hubieran servido absolutamente para nada. No hubiéramos tenido más remedio que recurrir al ya mítico "aguantar el chaparrón"!

      abrazos! ya brindaremos cone sa cerveza!!

      Eliminar
  8. Vaya envidia que nos das. Sin duda el cabo de gata es una d elas mejores zonas de playa para visitar en España. No os quedo nada mal el chiringuito. ;)

    ResponderEliminar
  9. Faltaba una musiquita épica por ahí tipo Vangelis jajajajajaja. Me alegro que lo pasárais tan bien, aunque me dió pena no poder echar unas risas con vosotros por no llegar a Huelva. Pero bueno, te perdono (cuando te vea te lo recordaré xD(bromita)), porque además estaba trabajando esa semana y me hubiera sido doblemente difícil ir a veros.

    Ahora toca quitarse la resaca de las holidays pero seguro que traes la mente fresca para algún nuevo enrreo de los tuyos jaja. Espero ir pronto a uno!

    Un abrazo y ánimo con la vuelta al cole!

    PD: yo también quiero huevos de cóndor, pero sin duda, los de dodo creo que están aún mejores xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier producto exótico cuadraría bien en los menús exigentes de todo constructor de tres al cuarto. XD

      nos vemos pronto!! un abrazo!

      Eliminar
  10. QUE PINTA ESE VIAJE..CON LO QUE ME GUSTA A MI DORMIR EN LA PLAYA COMO UNA "HIPPI",JEJE. Y ESTAR EN EL CHIRINGUITO DE CAÑAS FREGCAS. FREGQUISIMAS.
    ENVIDIA DE LA WENA.
    BESOS FRATELLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dormir en la playa y después levantarse y tomarse una cerveza helada y un arroz con bogavante. Tú si que eres una hippie de las buenas. jajaja

      besos!

      Eliminar
  11. Marioneto... como maquillas joer! como maquillas!jajajajaja... si a cada uno de esa noche en 'los Muertos' le preguntas diría una cosa diferente a lo que tu has escrito! Ea! Venga figura, buen viajecitoooooo pupuuuuu pasajeros al tren!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ha sido bastante exacto, ¿no? Pero bueno, se aceptan versiones de la noche, eso está clara hombre-rana.

      Un abrazo y gracias por comentar! ;)

      Eliminar
  12. Oye, y dónde exactamente se contratan este tipo de vacaciones con pack especial tormenta eléctrica + incendio y sin mojarse? Y creo que alguna vez, creo recordar, recorriste esa carretera en un Porsche... ¬¬ Y pasan los años y la flor sigue surtiendo efecto. Increíble!

    ResponderEliminar
  13. Y, exactamente, dónde se contratan estas fantásticas vacaciones con pack tormenta eléctrica+ incendio y sin mojarse? Después de tantos años la flor aún sigue surtiendo efecto.

    Creo recordar que alguna vez hiciste esa carreterita de Mojácar con un Porsche mu frejco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que me digas las cosas dos veces. Dicho lo cual, no creo que todo el mundo pudiera disfrutar de este pack turístico, ya que incluye a mis amigos, y bueno, ya sabes tú lo que eso significa...

      Eliminar
    2. Tu blog me tiene manía. Solo puedo decir eso. Me jode, igual que el dueño.

      Eliminar
  14. Esto son viajes de los dificiles de olvidar.
    Como sabeis truanes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juas!! Veranito freghhh co eh? Qué rico, omá!

      un abrazaco!

      Eliminar
  15. Jajajaja, me ha encantado esta noche!!! de las de manual, manual!!! Os dio tiempo a todo en un ratico!! Y ahí tu flor, desafiando al chaparrón, ese es mi Chiqui jajajaja.
    Nota mental* lugar apuntado para futuros viajes, que preciosidad!!!
    (Ah!! me encanta las fotazas que haces amigo! increibles tus capturas)

    Un beso gigante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocías aún esa playa? Pues fundamental su visita, te la recomiendo de verdad.

      Y gracias por lo de las fotos!! :)

      besos!

      Eliminar